Feugiat nulla facilisis at vero eros et curt accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril.
+ (123) 1800-453-1546
info@example.com

Related Posts

    Sorry, no posts matched your criteria.

+ 52 899 922-37-67 y 899 930 0270 + 1 956 731-9189
Lun - Vie: 8:00AM - 8:00PM Sab - Dom: Cerrado
contacto@miendoscopia.com tuendoscopia@gmail.com
Title Image

Cáncer de Páncreas

Home  /  Padecimientos  /  Cáncer de Páncreas

¿Que es el Cáncer de Páncreas?

Se produce cuando una célula del páncreas está dañada y empieza a crecer fuera de control. El cáncer de páncreas es la cuarta causa más común de muerte por cáncer en los EE.UU.

Hay varios tipos de cáncer de páncreas, incluyendo:

  • Adenocarcinoma del páncreas. El más común, que ocurre en el revestimiento del conducto pancreático.
  • Carcinoma adenoescamoso.
  • Carcinoma de células escamosas. Un cáncer pancreático raro.

 

¿Cuáles son los factores de riesgo para el cáncer de páncreas?

Existen varios, entre ellos:

  • Edad: La mayoría ocurre en personas mayores de 55 años.
  • Los fumadores tienen 2 o 3 veces más posibilidades que los no fumadores de desarrollarlo.
  • Obesidad o inactividad física. Es más común en personas que tienen sobrepeso y en personas que no tienen mucha actividad física.
  • Ocurre más a menudo en las personas que tienen diabetes tipo 2.
  • Género. Más hombres que mujeres son diagnosticados con cáncer de páncreas.
  • Los afroamericanos son más propensos que los asiáticos, hispanos o blancos.
  • Historia familiar. El riesgo es mayor si la madre, el padre o un hermano de una persona tienen la enfermedad.
  • Cirrosis del hígado. Las personas con cirrosis tienen un mayor riesgo.
  • Exposiciones en el lugar de trabajo. La exposición a ciertos plaguicidas, tintes y productos químicos ocupacionales utilizados en la industria del metal puede aumentar el riesgo.
  • Pancreatitis crónica. La inflamación a largo plazo del páncreas se ha relacionado con un mayor riesgo de cáncer.

 

 

¿Cuáles son los síntomas?

Los siguientes son los síntomas más comunes, sin embargo, cada persona puede experimentarlos de manera diferente. Estos pueden incluir:

  • Dolor en la parte superior del abdomen o parte superior de la espalda.
  • Pérdida de apetito.
  • Pérdida de peso.
  • Ictericia (piel y ojos amarillos y orina oscura).
  • Indigestión.
  • Náusea.
  • Vómito.
  • Cansancio extremo (fatiga).
  • Heces pálidas y grasientas que flotan en el inodoro.

 

¿Cómo se hace el diagnóstico?

Además de una historia médica completa y un examen físico, los procedimientos diagnósticos para el cáncer de páncreas pueden incluir lo siguiente:

 

Ultrasonido. Es una técnica de diagnóstico por imágenes que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia para crear una imagen de los órganos internos. Los ultrasonidos se utilizan para observar el hígado, el páncreas, el bazo y los riñones y para evaluar el flujo sanguíneo a través de los vasos sanguíneos.

Ultrasonido endoscópico (EUS)

Se inserta un endoscopio (un pequeño tubo flexible con un dispositivo de ultrasonido en la punta) a través de la boca y el estómago hasta el intestino delgado. A medida que se retira lentamente el endoscopio, se hacen imágenes del páncreas y otros órganos.

Tomografía computarizada (TC)

Procedimiento de diagnóstico por imagen que utiliza una combinación de rayos X y tecnología informática para producir imágenes horizontales o axiales del cuerpo. Una tomografía computarizada muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluyendo los huesos, los músculos, la grasa y los órganos. Las tomografías computarizadas son más detalladas que las radiografías generales.

Imágenes por resonancia magnética (MRI)

Es un procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de órganos y estructuras dentro del cuerpo.

Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE)

Es un procedimiento que nos permite diagnosticar y tratar problemas en el hígado, la vesícula biliar, los conductos biliares y el páncreas. El procedimiento combina la radiografía y el uso de un endoscopio, un tubo largo, flexible e iluminado que se introduce a través de la boca y garganta del paciente, luego a través del esófago, estómago y duodeno (primera parte del intestino delgado). Se puede examinar el interior de estos órganos y detectar cualquier anormalidad. Un catéter se pasa a través del endoscopio, y se inyecta un contraste que permitirá ver los conductos hepáticos, biliares y pancreáticos en una radiografía.

Colangiografía transhepática percutánea (PTC)

Se introduce una aguja a través de la piel y en el hígado donde se inyecta el contraste para que las estructuras de los conductos biliares se puedan ver por rayos X. Esta prueba generalmente sólo se realiza si no se puede realizar una CPRE.

Biopsia del páncreas

Es un procedimiento en el que se extrae una muestra de tejido pancreático con una aguja (durante el ultrasonido endoscópico o durante una cirugía) para su examen bajo un microscopio.

 

¿Cuál es el tratamiento?

Es mediante Cirugía. Este tratamiento puede ser necesario para eliminar el tumor, una sección, o todo el páncreas ya menudo parte de otros órganos. El tipo de cirugía depende de la etapa del cáncer, la ubicación y tamaño del tumor, y la salud de la persona. Los tipos de cirugía para el cáncer de páncreas incluyen los siguientes:

 

  • Procedimiento de Whipple. Este procedimiento implica la extracción de la cabeza del páncreas, parte del intestino delgado, vesícula biliar y parte del conducto biliar común, parte del estómago y ganglios linfáticos cerca de la cabeza del páncreas. La mayoría de los tumores pancreáticos se producen en la cabeza del páncreas, por lo que el procedimiento de Whipple es el procedimiento quirúrgico más comúnmente realizado para el cáncer de páncreas.

 

 

  • Pancreatectomía distal. Si el tumor está localizado en el cuerpo y la cola del páncreas, ambas secciones del páncreas se eliminarán, junto con el bazo.

 

  • Pancreatectomía total. Se eliminará todo el páncreas, parte del intestino delgado y estómago, el conducto biliar común, el bazo, la vesícula biliar y algunos ganglios linfáticos. Este tipo de operación no se hace a menudo.

 

  • Cirugía paliativa. Para los cánceres más avanzados, la cirugía se puede hacer no para tratar de curar el cáncer, sino para aliviar problemas como un conducto biliar bloqueado.